México, con capacidad para desarrollar vacuna contra covid-19: Alcocer

El secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, subrayó que ante la necesidad global de desarrollar una vacuna contra el covid-19, México tiene la capacidad científica y tecnológica para llevar a cabo sus propios proyectos, aún ante el escenario de 149 propuestas a nivel mundial.

“México cuenta con la capacidad científica y tecnológica, para impulsar el desarrollo de la investigación biomédica, farmacológica, de la genómica y proteómica. De los beneficios, de lo aprendido en esta pandemia, hoy se prioriza el valor y necesidad de las vacunas”, dijo durante la presentación virtual de los Desarrollos Mexicanos de Vacunas participantes en la Convocatoria de la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), encabezado por el canciller Marcelo Ebrard.

​No obstante, Alcocer Varela dijo que se necesita un riguroso monitoreo de seguridad en los ensayos clínicos de vacunas y medicamentos. Además de que “desconocemos la duración potencial de la inmunidad de la futura vacuna y si una dosis conferirá inmunidad”. Y destacó que no existe una entidad mundial responsable de financiar u coordinar la fabricación de vacunas.

“Me complace conocer de la coalición, con su objetivo pre-final de fortalecer la seguridad global en salud. México tiene con qué cooperar. No sólo es elegir cuál estrategia, cuál vacuna, el escenario de decenas de propuestas no debe preocuparnos, al contrario, es participar con lo nuestro, con nuestra historia, nuestra vocación creadora, nuestro cuadro de valores”, expresó.

En ese contexto, el secretario de Salud informó que en la carrera por la vacuna contra covid-19 existen 149 candidatos, de acuerdo al proyecto de panorama de vacunas candidatas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Se reportan al 28 de junio, 17 candidatos de vacunas en evaluación clínica y 131 candidatos de vacunas en evaluación preclínica. Son tres los candidatos más prometedores”.

El secretario de Salud detalló que las vacunas están agrupadas en cuatro grandes grupos basados en diferentes partes virales. A la cabeza están la basada en un vector viral no replicante, actualmente se encuentra en evaluación clínica fase 3.

También, existe otra propuesta que se basa en un vector viral no replicante de adenovirus tipo 5, se encuentra en fase clínica 2 y; en el tercer puesto el prototipo de vacuna elaborada a partir de RNAm encapsulado, que se encuentra en fase clínica 2.

“Desarrollar una vacuna en el contexto epidémico requiere un nuevo paradigma, con un inicio rápido y muchos pasos ejecutados en paralelo. Por ejemplo, para plataformas con experiencia en humanos, los ensayos clínicos de fase 1 pueden superponerse con las pruebas en modelos animales. Aun así, el tiempo estimado hasta la producción a gran escala suele ser de por lo menos un año”.

Jorge Alcocer destaco que cada tipo de vacuna conlleva ventajas y desventajas, las cuales repercutirán en la capacidad de generar inmunidad, la bioseguridad de la misma y la velocidad de producción a gran escala.