Norma López, ícono del futbol femenil en Oaxaca

Representó a Oaxaca en varias competencias nacionales

“El futbol forma parte de mi vida. Gracias al deporte conseguí un trabajo, termine una carrera profesional y me mantiene en buena forma física”, platica Norma “la Chirris” López Palacios.

La originaria de Santiago Amolpetec, Sola de Vega, hija de Romualdo López y Agustina Palacios, llegó a la ciudad cuando cumplía los dos años de edad.

Se avecindaron en la colonia Arboledas que se ubica en la parte sur de la Central de Abasto.

PRESUME INFANCIA FELIZ

Asegura que su infancia fue feliz, ya que disfrutó al máximo todos los juegos de la época como competir en costales, saltar la cuerda,  jugaba a la comidita, la lotería, los encantados y muchos más.

En charla con Xtremo-NOTICIAS, dijo que los tiempos cambian y ahora la tecnología ha invadido a las nuevas generaciones que desconocen todos esos juegos.

“Hoy veo con tristeza a muchos niños que se divierten con aparatos, y lo único que están promoviendo es el sedentarismo, y por consecuencia, almacenando muchas enfermedades ante la falta de actividad física”, recalca la Chirris.

SUS INICIOS EN EL FUTBOL

Señala que el futbol lo comenzó a practicar desde muy chica, salía a jugar a la calle con los vecinos quienes realizaban retas, y a ella eso le gustaba mucho, pero como era muy chiquita, la mandaban de delantera.

“Hoy entiendo que a mí me mandaban de delantera para que no les estorbara en el juego, sin embargo, fui atrevida y nunca me dio miedo y peleaba con todo los balones, fue así como me fui curtiendo en este deporte”.

Fue en la preparatoria cuando le dieron la oportunidad de integrarse a un equipo formal en la rama femenil y fue así como comenzó jugando en la desaparecida cancha de futbol rápido de Santa Cruz Xoxocotlán.

SELECCIONADA UNIVERSITARIA

Su carrera dentro del futbol organizado comenzó a solidificarse cuando en la Preparatoria número Uno llevaron a cabo un torneo Interprepas, fue ahí donde se conformó un equipo con estudiantes de distintos grupos.

Rememora: “Se logró conjuntar un equipo donde la calidad futbolística lo traía la mayoría, por lo que el equipo se volvió casi invencible y nos levábamos los torneos en los que participamos, a tal grado que el equipo de la Prepa 1 se convirtió en el equipo a vencer, por lo que los grandes agarrones siempre eran con el representativo del BECA”.

COMIENZA LA DOBLE RESPONSABILIDAD

Estando en la preparatoria y ante la falta de recursos por parte de sus padres quienes no podían seguir sosteniendo sus estudios, tuvo que entrar a trabajar, haciéndolo en una tienda de abarrotes ubicada por la rampa de desechos orgánicos, y así logró mantenerse en la Universidad para concluir la licenciatura en derecho.

“Estando en la Facultad de Derecho me llamaban para integrarme a los entrenamientos y poder asistir a los eventos que la selección femenil adquiría al participar en los torneos de Universiada, pero por cuestiones de mi trabajo no podía hacerlo, sin embargo, tuve la suerte de ser considerada en los tres últimos años de mi carrera, y fue así como pude asistir a varios regionales y nacionales”.

En su primera experiencia, asistió a la fase nacional que se llevó a cabo en Tamaulipas. “Por ese hecho, nos fuimos a la aventura con el autoestima muy por arriba, pues con ello también obtuvimos el boleto para participar en la Copa Corona Universitaria, que se efectuó en la Ciudad de México.

“Para fortuna, el equipo que era entrenado por el profesor Luis “el Mazopust” Ávila, y el profesor Marco Antonio Moreno Migoni, logramos asistir a los nacionales, el segundo lo vivimos en Jalapa, Veracruz y el tercero en Pachuca, Hidalgo. 

“El mejor resultado que tuvimos en esa época fue un segundo lugar nacional, al perder la final ante el selectivo de Guadalajara con marcador de 2 goles por 1, fue un partido muy duro, pero donde Oaxaca demostró que tenía con qué”, indica López Palacios.

SU PARTICIPACIÓN EN COPA TELMEX

En el torneo Copa Telmex, la entonces egresada de la facultad comenzó a participar en estos torneos, fue ahí donde comenzamos a ver el alto nivel con el que contaban los selectivos de otros estados.

Además, tuvo la fortuna de participar en el nacional de futbol rápido femenil efectuado en Pachuca, Hidalgo en el 2005, donde asistieron bajo el auspicio de Eduardo Guevara Saldaña, logrando llegar a la final la cual ganaron.

“Desgraciadamente ya no pudimos repetir la participación en el 2006 debido al conflicto magisterial”, lamentó.

SU RETIRO COMO JUGADORA DEL FUTBOL

Se retiró debido a una lesión que sufrió en la rodilla, participando en un torneo que se realizaba en Puerto Escondido, dejando el futbol por espacio de tres años, al volver integra el equipo del Registro Civil para participar en el torneo de Empleados de Gobierno y se vuelve a lastimar la rodilla, rompiéndose músculo y ligamentos, diciendo así adiós a este deporte.

ETAPA COMO ÁRBITRO DE FUTBOL RÁPIDO

Después de salir de la lesión, incursiona al trabajo arbitral, oficio que ejerció por espacio de cuatro años y donde señala vivió otra etapa bella de muchas gratitudes.

“Me di cuenta que también el trabajo arbitral es complicado porque nunca dejas contentos a los protagonistas del partido, pero al final de cuentas es futbol y lo seguí gozando, siempre dando el cien en cada una de las etapas en las que me tocó vivir”, termina la entrevista Norma López.