Baches: el problema de siempre en la carreteras de Oaxaca

Periférico, de las vías más afectadas

De acuerdo con el testimonio de automovilistas, motociclistas, transeúntes y sobre todo, vecinos de las zonas cercanas al Periférico, en la capital, son años y años de padecer las mismas calamidades con el mismo mal: los baches.

Sin importar la fecha, pero sobre todo en época de lluvias, transitar por esta vía, una de las principales para los habitantes de la ciudad y la zona conurbada, es casi imposible debido a los múltiples daños y fracturas que sufre la carpeta asfáltica.

Si bien el Periférico comprende un recorrido de varios kilómetros alrededor del primer cuadro de la ciudad, es en algunos puntos específicos en donde mayor cantidad de baches se concentran. Claro que ningún tramo de esta arteria vial se libra o está exenta de albergar un bache.

Son habitantes principalmente de las colonias Libertad, Ex Marquezado, Centro o La Noria, entre muchas otras circundantes a la vía, los que más piden a las autoridades atender un problema que cada vez se hace más incontrolable.

"Un problema de años"

“Pues prácticamente todo Oaxaca está lleno de baches, la verdad; pero es un problema de siempre, de años, que no se ha podido resolver, nadie de los presidentes municipales ha querido atender y aquí seguimos, batallándole con los baches”, comenta la señora Concepción, comerciante y vecina de la colonia Libertad.

Desde su perspectiva, afirma, las autoridades se han enfocado en destinar los recursos a obras que resultan malas inversiones, como el Sitibús, pues son proyectos que, o no se concretan o de plano no aportan en nada a la mejora de la infraestructura urbana.

“Aquí, mire, ahí se ven los carriles del Sitibús y si usted ve, nada más esos carriles son los que más o menos están bien cuidados, bien conservados. Los otros, pues todos bachudos, inundados, cacarizos. Y todo para qué, para que ni ande el autobús este”, señala la inconforme mujer.

Y es que en el tramo de Periférico comprendido entre el parque Francisco I. Madero y el Parque del Amor, los automovilistas muestran su predilección por circular sobre el carril confinado, originalmente destinado al que sería el nuevo transporte de la capital y la zona conurbada; la razón es sencilla: en ese carril, construido con material de mejor calidad, no hay baches.

Por donde quiera

Sin embargo, el problema de los baches no se limita solo al Periférico en su paso por la zona del Mercado de Abasto o a su cruce con la calzada Madero, pues en la misma vía, pero del lado de La Noria o cerca de la glorieta de la libélula, también hay un gran número de fracturas en la carpeta asfáltica, que convierten el recorrido en toda una carrera de obstáculos.

“No, pues está canijo, está canijo porque imagínate un llantazo o una caída, pues sí te sale cara la reparación. Yo diario paso aquí, esta es mi ruta y te puedo decir que cuando disque arreglan, nomás vienen y parchan o rellenan y vámonos. Luego, con el mismo paso de los carros, pues se vuelve a dañar el pavimento”, comentó Rogelio, automovilista, respecto a las condiciones del asfalto en el Periférico, tramo Camino Nacional–paso a desnivel.

Incluso, precisa el entrevistado, él ya está acostumbrado. “Uno ya sabe cómo está, ya hasta se aprende los baches, las coladeras, los hoyos que se hacen. La bronca es cuando llueve, ahí sí se tapan y a driblarlos, porque te digo, un llantazo, un bachazo y al taller”, dijo.

En un recorrido por la comentada vía, NVI Noticias pudo constatar el estado de la carpeta asfáltica, encontrando zonas en las que hasta dos averías se han formado en zonas que rebasan el metro de diámetro, es decir, entre bache y bache, hay centímetros de separación.

En algunos casos, el daño es tan profundo que la erosión y el desgaste han llegado a perforar el suelo hasta encontrar la tierra sobre la que se tendió el asfalto, por lo que se forman hoyos en donde hay lodo y piedras. Estos representan un gran riesgo para automovilistas y motociclistas que transitan por ahí.

1

carril está sin daños en Periférico, el confinado para el Sitibús

1

metro de diámetro llegan a medir algunos baches